Lo segundo que quiero comentarles de mis experiencias viajando en este año 2020 es la necesidad que tenemos de hacerlo. Para algunos, antes de la pandemia, viajar se podría considerar como un lujo o capricho que debíamos tener una o dos veces al año, nada más lejos de la realidad.

En medio del caos, incertidumbre y miedo de este año podemos reconocer que viajar es otra parte importante de nuestra vida. Es la única vía para reunir familias en el exterior, proporcionar crecimiento a las empresas que desean expandirse y sobretodo mejorar nuestra prioridad para este año: una salud estable y duradera.

Viajar te permite salir de tu zona de confort, conocer otras culturas, ampliar tus visiones sobre el mundo y explorar tus oportunidades personales y profesionales. Todos los cambios que experimentas en un viaje (ciudad, idioma y cultura) reducen el estrés y mejoran la salud física y mental que hemos perdido ante el covid-19.

La esperanza de que todo mejore radica en volver a tener planes, sueños y experiencias que nos den felicidad y alegría. Todas estas emociones las experimentamos viajando y justamente este ha sido el primer elemento que todos los países han incluido en su larga lista de restricciones ante el covid-19.

Creo que la responsabilidad de volver a sentirnos libres y felices es de todos nosotros, que siguiendo los protocolos sanitarios tenemos la seguridad que necesitamosviajando en tiempos de covid-19. La estabilidad está en ti, en tus metas, objetivos y la voluntad que tengas para cumplirlos. No esperes que nadie te salve y Viaja para ser Feliz.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *